DRA. GIBERT

La menopausia también tiene su día: el 18 de octubre

17 octubre, 2021

La Sociedad Internacional de la Menopausia promueve la conmemoración del Día Mundial de la Menopausia, cada 18 de octubre, como forma de concienciar a la población en cuanto a la importancia de preservar la salud durante esta etapa vital.
Os recordamos que la menopausia es el cese permanente de la menstruación, a causa del agotamiento de los óvulos. Hay dos tipos de menopausia: la quirúrgica o resultado de la extirpación de los ovarios, y la espontánea, que es la más frecuente por ocurrir de forma natural y se confirma después de un año sin reglas. Otro término relacionado y muy utilizado es el climaterio o paso de la fertilidad a la infertilidad como resultado de la edad. Comprende desde aquellos cambios previos a la menopausia (variaciones en nuestra regla, sobre todo, pérdida de regularidad, reglas abundantes o duraderas y sofocos) hasta un año después de la última regla.
En nuestra consulta, hace años que somos conscientes de esta necesidad y os informamos de cómo abordar esta nueva etapa en esta sección de nuestra web.

Sabemos que hemos alcanzado la menopausa cuando pasamos un año sin reglas y tenemos una cierta edad

Cada año el Día Mundial de la Menopausia se centra en diferentes aspectos y 2021 es el de la salud ósea. Así, los huesos son los suficientemente ligeros para facilitarnos los movimientos y, a la vez, resistentes para no romperse con las caídas más frecuentes que podemos sufrir: las de la altura de nuestro cuerpo. El hueso, como tejido vivo que es, se renueva constantemente, produciéndose hueso nuevo que reemplaza al viejo. Hay un equilibrio entre su producción y su destrucción que se pierde en la menopausia pues, a partir de entonces, la falta de hormonas ováricas (estrógenos) determina que se destruya más hueso que el que se produce y, como resultado, los poros que hay dentro del hueso se hacen cada vez más grandes y le hacen perder resistencia a la fractura. Así, la osteoporosis es la enfermedad de los huesos con poros grandes, una enfermedad silenciosa hasta que se producen las fracturas, a resultas de caer desde la altura de nuestro cuerpo.

Hay una serie de factores que aumentan el riesgo de osteoporosis como son: la menopausia precoz, fumar, abusar del alcohol, estar muy delgada, hacer poco ejercicio, ser diabética desde muy joven, tener antecedentes familiares o personales de fracturas por osteoporosis y sufrir artritis reumatoide. En la consulta, como regla general, a partir de los 60-65 años os pedimos una densitometría u os calculamos el FRAX score, herramienta que predice el riesgo de fractura mayor osteoporótica en los 10 años siguientes. Igualmente, promocionamos el consumo de alimentos ricos en calcio. En general, el consumo de tres raciones de leche o derivados cada día y un plato de verdura o con soja alcanza los 1.200 mg diarios de calcio que la gran mayoría de nosotras necesitamos. Pasear a la luz del sol durante 10 o 20 minutos al día y practicar ejercicio de forma regular hacen el resto. En nuestra web, disponéis de un documento donde os lo explicamos todo con más detalle.

Tened en cuenta que, a medida que envejecemos, hay que hacer todo lo posible para evitar las caídas, por ejemplo, ver bien (transitar por sitios bien iluminados y cuidar nuestra vista), evitar resbalarnos (alfombras antideslizantes, zapatos con suela de goma, no pisar placas de hielo) y trabajar el equilibrio.

En la menopausia debemos cuidarnos haciendo ejercicio paseando por el sol cada día y consumiendo el calcio y las proteínas necesarias

Otro concepto más novedoso es la sarcopenia o pérdida de músculo y, por tanto, de fuerza y es propia del envejecimiento. Ello aumenta el riesgo de fractura en mujeres con osteoporosis. La forma de combatirla es, de nuevo, ejercicio y, además, consumir 1 gramo de proteína por kilo de peso, entonces, si pesamos 60 kilos, deberíamos consumir unos 60 gramos diarios. Ello es fácil de calcular: una cuarta parte del peso de la carne, queso o pescado son proteínas, mientras que una tercera parte de peso de la soja es proteína, en cambio, un vaso de 200 centímetros cúbicos de leche sólo contiene 6 gramos.
Ya tenéis trabajo por delante, pues. Os animamos a que compartáis este contenido si os ha resultado útil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.