Ya estamos en la “Semana Mundial de la Lactancia Materna”

La primera semana de agosto se celebra la “Semana Mundial de la Lactancia Materna” en la mayoría de países, eso sí, no en todos y ¿por qué? Porque hay mucha gente de vacaciones y hace un calor infernal, así que en España y en otros países europeos nos reservamos el primer domingo de octubre. De cualquier manera, no queremos desaprovechar la ocasión para recordar las bondades de la lactancia materna y, al mismo tiempo, establecer una “conexión mental” con la mayoría de países que estos días la festejan. Aun así, insistiremos de nuevo en octubre, con nuestras neuronas ya más frescas.
Lact_mat_2019
La OMS ha elegido para este año el lema “Empoderémonos, ¡hagamos posible la lactancia materna!”. Y es que para que la lactancia materna sea posible se necesitan tiempo y dedicación. Por ello, se invita a los países a que promuevan legislaciones que favorezcan bajas parentales (de madres y padres), pagadas y con duración suficiente. Las bajas de las madres deberían ser de al menos 18 semanas, no de 16 como ahora, aunque lo deseable es que sean de 6 meses. Invertir en lactancia materna es caro sólo al principio, ya que es una inversión con retornos notables. De hecho, el pecho fomenta el vínculo materno-filial, la mejor percepción materna de los primeros meses de vida de su hijo, más salud para el bebé y también para la familia (menos estreses, más bienestar) y ahorros múltiples para los sistemas sanitarios (menos visitas al pediatra, menos ingresos, menos muertes súbitas del lactante). Y ¿para la madre? Pues también hay beneficios: recuperación más rápida del peso, menos riesgo de cáncer de mama y de ovario …
Para un buen establecimiento de la lactancia sólo hay un secreto: entrégate a tu hijo, no debe haber barreras que te distraigan, es decir, no hay tiempo ni de hacer coladas, ni de limpiar la casa, ni de preparar comida, ni de salir a pasear. Si muchas veces nos piden hasta 10 o 12 tomas de leche al día y, sí, es un poco sacrificado, pero cuando tu hijo te sonríe y crece tan bien, ¿cómo le podemos negar nuestra entrega incondicional?
Lo dicho: daros a vuestro hijo y el resto vendrá por añadidura. Un lactante feliz, que aumenta de peso, que orina y hace deposiciones es lo que toca, o sea, que ni te preocupes de si toma mucho o poco. Al principio, es muy habitual que pierdan peso, hasta un 15% de disminución se considera normal. Esto significa que una puede parir un niño de 3.500 g y que éste pase a pesar 2.975 g en los días siguientes, y considerarse dentro de lo aceptable. También es verdad que este niño debe haber recuperado sus 3.500 g, como máximo, a los 10 días de vida y a partir de ahí, a crecer cada día.
Lact_mat_E_Tárraga_esp_2019
En la web de nuestra Consejería de Salud, encontrará un documento gratuito en pdf que da consejos muy útiles. Ve a la columna izquierda de la página, haz clic sobre la inscripción “Lactancia materna” y se te abrirá el documento.
Y antes de dejaros, os hemos adjuntado unas ilustraciones de Encarna Tárraga, del Centro de Salud del Pont d’Inca, que nos ha permitido, muy amablemente, su publicación. Más de una de vosotros habréis comprobado que lo que plasma Encarna es, exactamente, lo que le recomendamos en la consulta y lo acordado en la “Guía de buenas prácticas en la atención del embarazo, del puerperio y del período neonatal en el área de salud maternoinfantil de Illes Balears”.

La experiencia de una paciente: la copa menstrual contada en primera persona

En nuestra consulta, lo importante es la atención integral a cada una de vosotras: en la salud, en la enfermedad y en vuestro día a día. Nuestro objetivo es vuestro bienestar, que podáis conseguir vuestros objetivos y que ser mujer sea una experiencia positiva y de empoderamiento. Por lo tanto, ofrecer aquellos recursos que creemos que os pueden ayudar son parte de nuestra esencia.

L'experiència d'una pacient la copa menstrual contada en primera persona

En esta ocasión, tenemos el privilegio de contar con la ayuda de una paciente muy apreciada de nuestra consulta, quien nos ha aportado desinteresadamente su experiencia personal de uso de la copa menstrual. Siempre hemos pensado que este artilugio podía dar autonomía a las mujeres, aparte de ser económico y muy respetuoso con el entorno, pero nos faltaba vuestro testimonio directo. Aquí lo tenéis:

“Empecé hace unos meses, después de mucho tiempo pensando en ello. Al principio, me daba miedo que aparecieran fugas o que me diera asco el momento de cambiarla, pero en seguida me dí cuenta de que aquello no era un problema.

Al principio, cuesta un poco colocarla, sobre todo por la falta de práctica y la inseguridad de hacerlo bien, igual que cuando aprendes a ponerte un tampón, pero al segundo o tercer periodo ya no es un problema la colocación. Y en cuanto a que pueda dar “asco” el momento del vaciado, os aseguro que, para nada, ya que la vacías en el váter sentada y no tienes por qué estar viéndolo.

Yo siempre he tenido reglas muy abundantes. Cuando utilizaba compresas y tampones tuve muchos problemas, llegando a tener que ir manchada durante horas en el trabajo, ya que trabajo lejos de casa y me resulta imposible ir a cambiarme. Desde que uso la copa estoy mucho más tranquila, jamás he llegado a llenar la copa del todo y, si tienes la precaución de asegurarte que ha hecho vacío al colocarla, no tienes que preocuparte por las fugas. Aparece un muy leve manchado normal, debido a que en el momento de cambiar la copa es normal que caiga un poco de sangre, que con un salvaslip se soluciona, igual que cuando llevaba tampones o incluso un manchado mucho más leve.

Por mi parte estoy encantada y sólo pienso que ojalá hubiera cambiado antes de solución ante la regla. ¡En 9 meses he ahorrado ya más de 45 euros en tampones! Sumado al ahorro medioambiental que ello supone, además de que he ganado en comodidad y seguridad durante los días de regla. Y es una solución genial cuando sabes que no vas a disponer de lugar fijo para cambiarte de tampón o compresa. En mi caso, compito a nivel nacional en rallys y en ocasiones es imposible cambiarse si tienes la regla, ya que en ocasiones no hay lavabos disponibles cerca o el tiempo es ajustadísimo, y la copa me da la seguridad de que no voy a tener fugas, ni incomodidad con el tampón después de haber orinado.

A mí, personalmente, me ha cambiado la forma de ver el mundo durante los días de regla y animo a todas las mujeres a probarlo, merece la pena.”

Muchísimas gracias por el testimonio. En esta otra entrada de nuestra web disponéis de más información sobre la copa menstrual.

Día Mundial del Cáncer de Ovario 2019

Cada 8 de mayo se celebra el Día Mundial del Cáncer de Ovario, una enfermedad silenciosa, pues al diagnóstico suele estar avanzada. Si bien puede aparecer a cualquier edad, es más propia de los 55-65 años.

 

Ovari_2019

Estar pendientes de los síntomas que causa puede ayudar a un diagnóstico más precoz y, por tanto, a tener un mejor pronóstico. Si tenemos hinchazón abdominal, ganancia o pérdida de peso de causa desconocida, saciedad precoz, necesidad de orinar frecuentemente, dolor pélvico y/o abdominal, náuseas y vómitos, mejor consultar al médic@ de familia o al ginecólog@ para que esclarezcan su causa.

Si bien es el décimo cáncer por orden de frecuencia en las mujeres (los “líderes” son el cáncer de mama, el de colon, el pulmonar y el uterino), es el que causa más muertes de entre los ginecológicos, por esto es importante ponerse en manos de un buen equipo médico. En los Comités de Tumores se revisan los casos de forma individual y se decide si primero se empieza con la quimioterapia o con la cirugía. Es fundamental una muy buena operación, esto es, que no deje residuo tumoral visible alguno, pues ello mejora notablemente el pronóstico de la enfermedad. En nuestra consulta, contamos con la experiencia suficiente para estudiar vuestro caso concreto y ofreceros el mejor tratamiento. Solemos colaborar codo con codo con los cirujanos digestivos para no dejaros ningún rastro de la enfermedad y luego se realiza quimioterapia para consolidar los efectos de la cirugía.

Recordad que los métodos anticonceptivos hormonales (píldoras, parches, implantes, anillos o DIU) protegen contra estos cánceres. El embarazo, la lactancia y una dieta adecuada (pocas grasas animales y mucha fruta y verdura) contribuyen a reducir el riesgo de sufrir esta enfermedad.

Dia Mundial del Cáncer 2019: cada 4 de febrero, creemos conciencia

World_cancer_day_2019Hoy, 4 de febrero, es el Dia Mundial del Cáncer. Es una iniciativa de la Unión Internacionalcontra el Cáncer (UICC), la más antigua contra esta enfermedad.

El lema de las campañas para este año y hasta el 2021 son “Yo soy, Y voy a”, para que todos seamos protagonistas de la campaña. Por ejemplo, os puedo decir “Yo soy la Dra. Gibert, y voy a contribuir a difundir las repercusiones de esta enfermedad mediante las redes sociales.”

Entonces, empecemos:

– El cáncer es una enfermedad mortal en muchos casos (la mitad de enfermos han fallecido a los 5 años del diagnóstico). Si el diagnóstico es precoz, “sólo” mueren el 20% a los 5 años.

– En el mundo, cada año, se diagnostican unos 18 millones de cáncer y casi 10 millones de personas mueren a causa del cáncer, es la segunda causa de muerte en el mundo.

– En países de renta media y baja, el riesgo de morir por cáncer es superior al nuestro.

– Al menos, 1/3 parte de estas muertes se podrían prevenir aplicando estrategias múltiples que incluyen el autocuidado y el diagnóstico precoz.

– La Unión Europea recomienda la detección precoz (cribado) del cáncer de mama, colorrectal y de cérvix. En Balears tenemos organizado el cribado del cáncer de mama y de cuello uterino, pero no el del cáncer colorrectal. Para las que venís a nuestra consulta, es muy fácil, pero no está al alcance de las que no tienen seguro privado. Los gobiernos han de minimizar las diferencias entre clases sociales en la medida de lo posible, pues todas las personas tenemos nuestra dignidad.

– Es necesario insistir en la importancia de unos hábitos saludables: dieta sana, ejercicio, no fumar, ni beber, no exponerse al sol en exceso y sin protección.

– Es importante acudir al médico si notamos algún síntoma que no es habitual en nosotr@s.

– Es conveniente que nos hagamos las citologías ginecológicas, mamografías y estudios de sangre oculta en heces que nos correspondan.

En España, contamos con la inestimable colaboración de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) que publica el informe completo sobre las cifras estimadas de cáncer en España:

– Casi 280.000 casos nuevos de cáncer en España, creciendo no sólo por el aumento de población, sino por lo arraigados que están los hábitos poco saludables.

– La supervivencia global aumenta poco a poco en España y es similar a los países de nuestro entorno, siendo actualmente del 53% a los 5 años.

– Los cánceres más frecuentemente diagnosticados en las mujeres en España en 2019 serán los de mama y colon y recto. A mucha distancia, los siguientes tumores más frecuentes serán los de pulmón, cuerpo uterino, vejiga urinaria, linfomas no Hodgkin y el cáncer de tiroides.

Empezamos el 2019 aprendiendo de nuestros partos

Ya hace cuatro años que publicamos la auditoría de embarazos controlados en la consulta de la Dra. Gibert y de los partos derivados. Para nosotros, la transparencia, la honestidad y la rendición de cuentas son rasgos que consideramos muy valiosos.
Auditoria dels nostres embarassos i parts de 2019
Durante el 2018, hemos atendido 95 mujeres con fecha probable de parto dentro del mismo año y 54 de ellas han parido con nosotros.

En cuanto a los partos, 28 de nuestras parturientas se estrenaban en la maternidad (52%). El 14% (4 mujeres) tenían 40 años o más, siendo la mayor de 44 años, mientras que el promedio de edad de nuestras parturientas fue de casi 34 años. Queda claro, por tanto, que en nuestra consulta no somos ajenos al tipo más preponderante de madre actual: pocos hijos y ya entrada la treintena. El 13% de estas pacientes (7 de 54) precisaron la fecundación in vitro para conseguir la gestación, la cual fue indicada sobre todo para baja reserva ovárica (envejecimiento ovárico) y semen de mala calidad.

En cuanto a la vía de parto, 36 de 54 han sido normales (67%), 9 ventosas (17%) y 9 cesáreas (16%).

Hemos evaluado nuestras cesáreas y hemos observado que:

– Dos de ellas fueron mujeres que tenían su primer hijo y les tuvimos que provocar el parto, una para pasar su fecha probable de parto de 9 días y la otra por haber roto la bolsa de las aguas. Antes de bajar a paritorio les administramos prostaglandinas vaginales y, ya en paritorio, estuvieron con dinámica uterina lograda con oxitocina durante más de 12 horas, sin conseguir que se pusieran de parto.

– Dos pacientes más portaban sus fetos sentados (presentación de nalgas), una ya había tenido un parto normal y para la otra era su primer parto. Les ofrecimos una versión cefálica externa y un parto vaginal de nalgas, pero después de varias visitas en las que comentamos, explicamos y aportamos vídeos e información escrita sobre el tema, se decantaron por una cesárea electiva.

– Otros dos pacientes, que tenían su primer parto, llegaron a dilatación casi completa, pero, después de 4 horas entre esperas y pujos dirigidos, no conseguimos que la cabeza fetal se introdujera en la pelvis. Una de ellas parió a las 7 h de la madrugada, después de que ella y todo el equipo intentáramos el objetivo de parto vaginal durante toda la noche.

– La séptima paciente ya había tenido una cesárea con nosotros por parto estacionado. En su primer parto, llegó a dilatación casi completa, pero el feto no se introdujo en el canal del parto tras darle más de 4 horas de margen. En su segundo parte, la evolución fue similar, es decir, dilató muy rápido, pero el tránsito de la cabeza fetal en la pelvis volvió a ser muy lento y el feto, además, presentaba anomalías de latido, por lo que se le adelantó la indicación de cesárea. Nació una niña de 3.550 g que, aunque estaba bien oxigenada, tuvo ciertas dificultades de adaptación a la vida extrauterina que se resolvieron satisfactoriamente con la ayuda de nuestro pediatra neonatólogo de guardia.

– La octava correspondió a una gestante con antecedente de parto vaginal normal que presentó placenta de inserción baja e indicios ecográficos de placenta anormalmente adherida. Le ofrecimos provocar el parto con reserva de sangre, dado que había riesgo de sangrado abundante intra y posparto. Después de semanas de discernimiento, la paciente no quiso asumir riesgos y se hizo una cesárea programada, naciendo un niño en buenas condiciones. La placenta se despegó sin incidencias y la paciente se fue de alta sin anemia.

– La última fue una paciente de constitución física poco favorable a un parto vaginal, con una cesárea a la gestación anterior indicada por peso alto fetal que se confirmó al nacimiento (casi 4 kilos y medio). Le recomendé otra cesárea por tener el cuello uterino cerrado y rígido, crecimiento fetal superior al promedio (aunque el segundo feto era más pequeño que su hermano). La intervención y el puerperio transcurrieron sin incidencias.

Para conseguir el objetivo de la tasa de cesáreas inferior o igual al 15%, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), nos han “sobrado” una o dos cesáreas. Una vez revisadas estas intervenciones, tal vez debemos mejorar nuestro consejo, de forma que se puedan minimizar las cesáreas por el deseo de la madre, o sea, las que la madre pide por percibir un riesgo alto asociado a la prueba de parto vaginal. De hecho, en 2017, convencimos a dos pacientes para que se hicieran la versión cefálica externa, y en 2018 no convencimos a ninguna. Posiblemente, las familias más reducidas de la actualidad y la edad creciente de las madres las hacen más temerosas a la hora de asumir contingencias. Por otra parte, la OMS enfatiza que “Debe hacerse todo lo posible para realizar cesáreas a todas las mujeres que lo necesiten en lugar de intentar alcanzar una tasa determinada.”

Otro tema a tener en cuenta es que la cesárea es bastante segura en nuestro entorno, ya que contamos con un equipo en paritorio y en planta de puerperio (postparto) con una plantilla muy constante y entrenada en una atención excelente.

Con referencia a las incisiones del canal del parto (episiotomía), se aplicaron a 15 de 45 de mujeres (33%), mientras que el 11% tuvieron un desgarro superficial y el 31% uno de segundo grado (herida de piel y de músculo subyacente). No tuvimos ninguna lesión anal (desgarros de los tipos III y IV).

Atendimos a cuatro mujeres con cesárea anterior, a una de ellas se le indicó una cesárea programada, pero a las otras tres se les ofreció prueba de parto. Dos de ellas parieron por vía vaginal y una volvió ser una cesárea. Esto nos demuestra que suele valer la pena hacer una prueba de parto vaginal, por dos motivos: la recuperación de un parto vaginal es mucho mejor que de una segunda cesárea y, cuando se tienen dos hijos en casa, ¡encontrarse bien es muy importante! Por otra parte, si una tiene más descendencia, bajan las posibilidades de someterse a una tercera cesárea.

La lactancia materna fue elegida por 43 de nuestras parturientas, el 80%, cifra que supera en 8 puntos a la del año anterior y se considera adecuada.

Si nos comparamos con los porcentajes de cesáreas del 2017 de los hospitales públicos baleares , con las reservas derivadas de ser nuestro número de partos muy inferior, pero también con la fuerza que nos da haber mantenido cifras próximas al 15% por cuarto año consecutivo, nos encontramos que en Son Espases ha sido del 29%, en Son Llàtzer del 16%, en Inca del 18%, y en Manacor del 14%. Nuestros casos se parecen más a los hospitales públicos de Inca y Manacor, donde se atienden partos a partir de las 35 semanas, aunque allí las proporciones de mujeres con hijos previos paridos por vía vaginal y de mujeres jóvenes son superior, la lo que favorece un porcentaje inferior al nuestro de cesáreas.

Para concluir, opinamos que nuestro porcentaje es bien digno dentro de nuestro entorno, aunque no tenemos que renunciar a ahorrar las cesáreas de beneficio dudoso para la madre y el recién nacido. Además, nuestras auditorías nos muestran, año tras año, que los partos en el sector privado son muy dependientes del profesional ginecólogo que los dirige y, por tanto, que dentro del sector sanitario privado es más que factible conseguir unos muy buenos resultados de vía de parto y perinatales, en un entorno de atención personalizada y confort en el área de hospitalización.

Como los partos vaginales, a veces, se consiguen a base de mucha de paciencia de las madres y de los profesionales implicados, aprovechamos esta ocasión para agradecer al magnífico equipo de matronas de Quirón Palmaplanas su tarea, ya que gran parte del éxito conseguido año tras año no hubiera sido posible sin ellas.

Feliz Navidad y Próspero 2019

Nadal_18_esp

 
Un año más, os deseamos lo mejor para estas Fiestas de Navidad y un Próspero 2019. Si seguimos aquí, es gracias a la fidelidad de CADA UNA DE VOSOTRAS, que ponéis vuestra salud y la de vuestros hijos, en nuestras manos. Es para nosotros una gran responsabilidad y un orgullo. La Medicina no es una ciencia fácil y el esfuerzo para no defraudaros es una carrera de fondo.

Por nuestra parte, pedimos la salud y el entusiasmo para ir mejorando día a día y brindaros una atención sanitaria excelente, la que desearíamos para nosotros si ocupáramos vuestro lugar.
 
Este año, cumpliendo escrupulosamente la nueva Ley de Protección de Datos, no podemos mandaros personalmente un correo electrónico de felicitación, pero esperamos que a través de nuestra web y de las redes sociales, nuestro mensaje os llegue.
 

Un fuerte abrazo para todas.

 

 

Dres. Maria Josep Gibert y Rubèn Baltà.

Segunda oportunidad para vacunar gratuitamente contra el virus del papiloma humano a las nacidas a partir de 1994

SEGONA OPORTUNITAT PARA VACUNAR GRATUÏTAMENT CONTRA EL VIRUS DE LA PAPILOMA HUMÀ A LES DONES NASCUDES EL 1994 I MÉS JOVES

Volvemos con la vacuna contra el virus del papiloma humano. Las enfermedades de transmisión sexual más frecuentes están causadas por este virus y son, sobre todo, cáncer de cuello uterino y verrugas genitales.

Hace escasamente un mes que se ha publicado una revisión de estudios sobre las repercusiones de la vacunación en Australia, país del mundo con una de las mejores coberturas  Allí la vacunación para las niñas se implantó en 2007 y para los niños en 2013. A pesar del poco tiempo desde el inicio del Programa, ya han percibido disminuciones sustanciales de enfermos con lesiones de cuello uterino y verrugas.

En Balears, nuestra Conselleria inició la vacunación sólo para las niñas en 2008, vacunando inicialmente a las de 14 años. En aquella época había reticencias basadas en los posibles efectos de la vacuna que no se llegaron a confirmar. A día de hoy, los hechos han caído por su propio peso y la Organización Mundial de la Salud ha calificado a esta vacuna como “extremadamente segura”, después de la administración de unos 300 millones de dosis en todo el orbe.

Es importante que sepáis que nuestra Conselleria da una segunda oportunidad para aquellas mujeres que en 2008 tenían 14 años, esto es nacidas en 1994 y más jóvenes, que no se vacunaron en un primer momento, para acceder a la vacunación gratuita. A día de hoy, se oferta la vacunación con Gardasil 4 (cubre los virus 6 y 11, que causan las verrugas o condilomas genitales, así como los virus 16 y 18, causantes del 70% de casos de cáncer de cuello uterino). Para las mayores o si queréis gastar algún dinero en el noble intento de la prevención de estas enfermedades, podéis usar el Gardasil 9 que cubre 5 virus más, alcanzando, así, el conjunto de virus que causan el 90% de casos de cáncer de cérvix. La verdad es que ambos productos son buenos, el primero es gratuito para la franja de población comentada, mientras que el Gardasil 9 no baja de 160 € por dosis y son tres dosis las necesarias.

Si estáis interesadas en que vuestras hijas se vacunen con el Gardasil 4, contactad con enfermería de vuestro Centro de Salud, y si os queréis vacunar con Gardasil 9, contactad con vuestra farmacia o con nuestra consulta, donde nos encargamos de la administración de la vacuna y no la tenéis que ir a comprar.

El 7 de noviembre empieza la campaña de vacunación contra la gripe en Balears

El 7 de novembre comença la campanya de la vacunació contra la grip a BalearsMañana, nuestra Conselleria de Salut inicia la campaña de vacunación contra la gripe de 2018. Os podréis vacunar hasta el 19 de diciembre.

Os recordamos que el objetivo es evitar la enfermedad y las complicaciones graves que pueden venir después. La gripe nos suele dejar con las defensas tan bajas que tenemos más probabilidades de adquirir una neumonía por bacterias.

Las personas que deben vacunarse son las más vulnerables:

  1. Las que padecen enfermedades crónicas.
  2. Las embarazadas.
  3. Los cuidadores de los enfermos crónicos.
  4. Los empleados al servicio de la población (profesionales sanitarios, bomberos, policías, técnicos de compañías eléctricas …), ya que no nos conviene que, en caso de epidemia, no nos puedan ofrecer sus servicios profesionales.

La vacunación es gratuita en los centros de salud o en los servicios de salud laboral. También se vacuna gratuitamente en las residencias, un enfermero concierta una visita al centro y vacuna a todos los que lo deseen.

Si estás interesada en la vacunación llama al 902 070 079 o al 971 437 079 y pide cita, también la puedes pedir mediante la web www.ibsalut.es o directamente a tu Centro de Salud. Si sois funcionarios (MUFACE, MUGEJU, ISFAS) o no soy residentes en las islas, también tenéis derecho a la vacunación gratuita. En caso de que no podáis ir al centro de salud, la podeís comprar en la farmacia o en un dispensario médico privado que os la vende y administra la vez. Y recordad que la vacuna es importante, pero no lo son menos las medidas para evitar su propagación, es decir, lavado de manos y evitar el contacto con los enfermos. Os lo explicamos en nuestra web.

Si deseáis más información, también podéis acceder a este texto de la Organización de Consumidores y Usuarios

 

19 de octubre, Día Mundial del Cáncer de Mama

19 d'octubre, Dia Internacional del Càncer de Mama 2018Estamos, un año más, en el Día Mundial del Cáncer de Mama. Independientemente de las críticas que pueda haber hacia el color rosa y su asociación con el sexo femenino, creo que lo más constructivo es aprovechar la circunstancia y fomentar la conciencia contra el cáncer de mama, de las formas que tenemos, si no de evitarlo, de reducir las posibilidades de contraerlo y de cuándo consultar al médico si notamos algo anormal.
No olvidéis que es relativamente frecuente tener alguna amiga, pariente o conocida con cáncer de mama, sobre todo si una está en la cincuentena o es más mayor. De hecho, la edad es un factor de riesgo muy importante. Se calcula que si llegamos a los 85 años, tendremos un 12% de posibilidades de padecerlo. Si bien no podemos modificar nuestra edad, hay otros factores que favorecen su aparición que sí podemos controlar, a saber: el consumo de tres o más bebidas alcohólicas por semana, fumar, la obesidad, el sedentarismo y la dieta grasa. Entonces, queda claro, lo que previene el cáncer de mama son las mismas maniobras que evitan otras enfermedades, esto es, si una hace ejercicio físico regular, tiene un peso saludable, come una dieta rica en frutas y verduras, a la vez que restringe las carnes procesadas, tiene menos riesgo. Si tenemos a nuestro primer hijo antes de entrar en la treintena y, además, lo alimentamos a nuestro pecho, las probabilidades también bajan.
Algunas veces, la prevención no es suficiente y enfermamos. Puede ocurrir que el tumor sea tan pequeño que no notemos nada y sólo la mamografía lo diagnostique. En otros casos, notamos un bulto o una asimetría en nuestro pecho. Así que nuestras recomendaciones son:
– Realizarse una mamografía entre los 50 y los 70 años, cada dos años. Hacérsela antes no parece que salga a cuenta, pues a veces detecta lesiones muy pequeñas que parecen cáncer y, si no se hubieran tratado, muy posiblemente no hubiera pasado nada. Otro tema es que las mamografías a veces hallan imágenes de difícil interpretación que acaban en biopsia y resultado benigno. En resumen, es mejor limitar el uso de la mamografía a los 50-70 años, edades en las que es más frecuente, y así evitar las biopsias innecesarias y los tratamientos excesivos en la medida de lo posible.
– En cuanto a la exploración mamaria, la practicamos durante la revisión en nuestras pacientes, pero es conveniente hacerse una palpación rápida (de pie, mientras una se pone crema o se ducha) una vez al mes, preferentemente los últimos días de la regla. No hace falta ser muy rigurosa. Muchas decís que si tenéis un cáncer de mama, igual no os dais cuenta. Mi opinión es que sí que lo encontraréis, pues cada una está familiarizada con sus pechos y el hallazgo de una induración o asimetría franca ha de ser motivo para solicitar cita.

¿Influye la luna sobre la fecha del parto?

La luna tiene su magia y ahora más, cuando el pasado 27 de julio muchos hemos visto un eclipse total o “luna de sangre”.
Influeix la lluna sobre la data del part La tradición ha relacionado las fases lunares y, sobre todo, la luna llena, con mayor probabilidad de parir, quedarse embarazada, concebir hijos de un sexo u otro y un sinfín de sucesos más o menos relevantes.

Pero, ¿cómo podemos saber si esto es verdad o no? La respuesta es fácil, basta con recoger unos meses de trabajo en una maternidad cualquiera y hacer una lista con los números de partos espontáneos según el día. Luego, asignamos cada día a la fase lunar correspondiente y hacemos un recuento. Por lógica, si disponemos de estudios bien diseñados, realizados en diferentes entornos y con resultados similares podremos responder a la pregunta de forma fundamentada.

Nos hemos puesto manos a la obra y hemos encontrado diez trabajos científicos ilustrativos del tema:

1.- Un artículo publicado en 1979 sobre 11.691 partos acontecidos entre 1974 y 1978 en Los Angeles (California). Se apreció que no había diferencia entre el número de partos en la fase de luna llena y el resto de las fases.

2.- Un estudio realizado en Dublín (Irlanda) y difundido en 1998, que incluye 10.027 partos atendidos a lo largo de mes y medio. No se pudieron apreciar acúmulos de partos ni durante la luna llena, ni en ninguna otra fase lunar.

3.- Un trabajo dado a conocer en 1989 y efectuado en Dinamarca. Se incluyeron 1.269 partos espontáneos atendidos en dos años. No se detectó relación alguna ni del trabajo de parto, ni de la rotura de la bolsa de las aguas con las fases lunares.  Eso sí, vieron que la bolsa de las aguas se rompía más frecuentemente entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana, independientemente de la apariencia lunar.

4.- Un estudio espectacular basado en los 2.760.362 niños nacidos en Austria entre 1970 y 1999. No se probó relación alguna entre la fecha del parto y la fase lunar. Se publicó en 2002.

5.- Al fin, un estudio español de 2004, realizado por enfermería del Hospital de Valme (Sevilla), sobre 1.715 partos espontáneos que ocurrieron a lo largo de 10 ciclos lunares. No se pudo demostrar ni que las fases lunares, ni la luna llena ejercieran acción alguna sobre la distribución de los partos.

6.- Esta investigación procedente de Hannover (Alemania) incluye 6.725 partos espontáneos atendidos entre 2000 y 2006 y no advirtió ni diferencias en el número de nacimientos según la luna, ni tampoco relación alguna con complicaciones al nacimiento, ni con más probabilidad de parir niños o niñas según la fase lunar en la que fueron concebidos. Todo ello fue publicado en 2008.

7 y 8.- Dos trabajos editados en 2012, uno de la India, sobre 9.890 partos espontáneos. Tampoco hallan relación entre la fecha de los partos y el ciclo lunar. El otro llevado a cabo en el estado de Phoenix (Arizona, EE.UU) sobre 167.956 partos atendidos entre 1995 y 2000, sin encontrar tampoco influencia de la luna, ni del clima sobre la fecha del parto.

Sólo dos investigaciones italianas han mostrado resultados discordantes con respecto a las anteriores. Una lanzada en 1998, acerca de 1.791 partos asistidos entre 1993 y 1996. Observa una correlación entre los partos espontáneos y las fases lunares. La otra, publicada también en el mismo año sobre 1.248, y que es realmente un subgrupo del otro estudio italiano citado. También encuentra una asociación, eso sí, débil entre la luna llena y el parto del segundo o tercer hijo, que no se reproduce en el caso de un primer parto.

En definitiva, casi 3 millones de partos escrutados (2.971.426, para ser exactos) y sólo 1.791 con una aparente correlación con las fases lunares, estos últimos italianos, por cierto. Nos hemos “movido”, gracias a estas publicaciones, por Europa, Asia y América y las conclusiones de todos ellos son prácticamente unánimes. Entonces, apreciados lectoras y lectores, ya están ustedes en condiciones de extraer sus propias conclusiones sobre si la asociación entre luna y parto es mito o realidad, o si es mito en todo el mundo, salvo en Italia, claro…